lunes, 23 de marzo de 2009

3er año - CONSECUENCIAS DE LA GUERRA GRANDE


Entre las consecuencias de la Guerra Grande. destacamos:
Por una parte, la dimensión identitaria que permitió a los orientales reconocerse como interlocutores clave para lograr la paz;
Por otra, los primeros intentos de elaboración de un diagnóstico de la realidad oriental y de esbozo de los primeros proyectos nacionales.
Las dificultades de arraigar una práctica política republicana y de generar las bases de una vida política pacífica, donde se legitime el consenso y se genere el diálogo. Será necesario esperar casi hasta las primeras décadas del siglo XX para que se produzca y afiance un proceso de construcción de un modelo realmente democrático.
En ese contexto, la situación de desastre derivada de la Guerra Grande estimuló, en el sector de los doctores, una violenta reacción contra los partidos nacientes y la propuesta de su eliminación de la política del país, porque los responsabilizaron por el conflicto. Tal vez, la expresión más cabal de esa posición sea la de Andrés Lamas, joven integrante del Gobierno de la Defensa, que en 1855 dirige un “manifiesto” a sus compatriotas en uno de los textos políticos capitales del siglo XIX y del que transcribimos algunos fragmentos:

MANIFIESTO DE ANDRÉS LAMAS
"Primero que todo preguntémonos: ¿qué representan esas divisas blancas y esas divisas coloradas? Representan las desgracias del país, las ruinas que nos cercan, la miseria y el luto de las familias, la vergüenza de haber andado pordioseando en dos hemisferios, la necesidad de las intervenciones extranjeras, el descrédito del país, la bancarrota con todas sus más amargas humillaciones, odios, pasiones, miserias personales.
¿Qué es lo que divide a un blanco de un colorado? Lo pregunto al más apasionado, y el más apasionado no podrá mostrarme un solo interés nacional, una sola idea social, una sola idea moral, un solo pensamiento de gobierno en esa división…”

“Los ponchos y las galeras”
…Colorados y blancos constituyeron dos conglomerados simétricos, dos “sociedades” que reproducian en su seno los conflictos económicos, sociales y culturales del país en su conjunto… las masas rurales de la campaña (carne de cañón en las cuchillas) se sentían con frecuencia, defraudadas por los doctores de galera y levita de sus respectivos partidos, pocas veces vistos en los campos de batalla y siempre presentes a la hora de los acuerdos y los repartos. Y los caudillos, sus representantes naturales, podían, llegado el caso, salvar hasta una rivalidad personal, para “conversar” en defensa de los intereses de su gente, con el caudillo adversario en el “pago” pero víctimas también, en su partido, de los manejos de los doctores de la ciudad. El “doctor” blanco y el “doctor” colorado, adversarios en política, se sentían muchas veces más afines entre sí que con sus respectivas masas partidarias…” José de Torres Wilson, Diez ensayos sobre historia uruguaya

4 comentarios:

  1. me re sirvi pra mis estudios grcias !!:)

    ResponderEliminar
  2. me sirvió mucho ajajajaj gracias ajajajaj aunque use solo las consecuencias ajjaja pero = me parece que estaba muy bueno

    ResponderEliminar